miércoles, 15 de abril de 2015

HOMENAJE POR EL 135 ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DEL DR. JULIO C. TELLO, "PADRE DE LA ARQUEOLOGÍA PERUANA"

Realizarán un homenaje póstumo al “Padre de la Arqueología Peruana”, Julio César Tello, simplemente Julio C. Tello. El homenaje se desarrollará el viernes 17 de abril a las 10 de la mañana y el ingreso es totalmente libre. Será en el local del museo de Pueblo Libre, ubicado en la Calle San Martín 923, frente a la Municipalidad de Pueblo Libre.
La Municipalidad Provincial de Huarochirí y el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú (MNAAHP) realizarán una romería y ceremonia en conmemoración de los 135 años del nacimiento del padre de la arqueología peruana, Julio C. Tello, cuyos restos yacen en las instalaciones del museo.
El discurso de honor estará a cargo del Dr. Uriel García, ex ministro de Salud y discípulo de Pedro Weiss cuyo maestro fue el Dr. Tello, y de Grace Montoya Tello, nieta del sabio arqueólogo.
Como parte del acto cultural, se presentará Estampas Huarochiranas con las danzas “La Hualina de San Pedro de Laraos” y “Las Curcuchas de Huarochirí”; además de una marinera a cargo de la agrupación Centro de Marinera del Perú.
EL ARQUEÓLOGO
Julio César Tello Rojas es una figura emblemática para el Perú ya que fue uno de los primeros en proponer estudiar con rigurosidad científica a las culturas antiguas del país, pues era la forma de consolidar la identidad nacional. Es así que des descubrió las culturas Chavín y Paracas, así como fomentó la creación de Museo de Arqueología Peruana en 1924 (hoy el MNAAHP de Pueblo Libre).
Su labor como arqueólogo se inicia tras la sustentación de su tesis “Antigüedad de la Sífilis en Perú” en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en la que obtiene el grado de doctor y posteriormente, el de Maestro en Antropología por la Universidad de Harvard (Estados Unidos).

En aquellos tiempos propuso que las sociedades prehispánicas del Perú surgieron como producto de la interacción del hombre con su entorno y no por influencia externa, y que al no haber evidencias de una cultura originaria era muy probable que esta provenía de la región amazónica, desde donde el hombre cazador.-recolector se desplazó hacia los valles interandinos buscando mejores condiciones de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario